Diciembre trae consigo posadas, cenas, celebraciones… y ponche navideño. Te decimos con qué ingredientes prepararlo.

 

Comienza una de las temporadas más esperadas por muchos, donde dulces, confites y cenas con elaborados platillos de temporada tienen un lugar estelar en las mesas de las familias mexicanas. Entre estas delicias no puede faltar una bebida como el ponche navideño, que integra ingredientes de la estación y especias que nos remiten a la calidez del hogar.

Su delicioso sabor ha variado con los años y depende de las regiones donde se prepara. Mientras que en estados como Oaxaca se prepara un ponche más a la usanza del también navideño “eggnog” —una preparación con leche, huevo, canela y azúcar—, en otros estados los ponches se elaboran con frutas frescas o cocidas con azúcar, pero el resultado final es una bebida fría que se consume en diversas fiestas y celebraciones.

Ingredientes para hacer un ponche navideño

En la Ciudad de México el ponche es exclusivo de las fiestas navideñas. Es elaborado con una base de agua endulzada con piloncillo —la forma más rudimentaria del azúcar de caña— y aromatizada con canela y jamaica, a la que se le añaden frutas de estación como tejocote, caña, guayaba, manzana, peras y tamarindo. Algunas recetas incluyen, además, otras especias como clavos de olor, anís estrella y ralladura de naranja; frutas pasificadas como ciruelas y uvas que en conjunto intensifican los aromas de este brebaje.

Su sencilla preparación consiste en poner todos los ingredientes lavados y desinfectados en una olla que deberá bullir por lo menos una hora para extraer toda la esencia de las frutas y especias con las que se prepara. Aunque mi parte favorita siempre ha sido el “caldo” de fruta que se obtiene de la preparación, la idea es servirlo acompañado de un trozo cocido de cada fruta.

Para los adultos, el toque final de esta bebida caliente puede ser un “piquete” de ron, tequila, aguardiente o brandy. Todos los ingredientes del ponche pueden encontrarse tanto en mercados como en tiendas de autoservicio, así que no hay pretexto para aventurarse a impregnar el hogar con los aromas de la Navidad.

Visita también: Trece destilados mexicanos que tienes que probar