Hace un par de semanas tuve el honor de ser invitado como juez al Mexico Selection by Concours Mondial de Bruxelles, reconocido -en su versión francesa- como el certamen de vinos más famoso del mundo.

Por Claudio Poblete

En su primera edición en nuestro país, celebrada en el estado de Guanajuato, Carlos Borboa, reconocido periodista y sommelier mexicano tuvo la gran tarea de hacer la cuidadosa selección de jueces catadores; así, conocí a otro colega sommelier del que ya había oído maravillas, Ludovic Anacleto (o la enciclopedia del vino viviente, como le he apodado), quien resulta ser además el dueño y chef del restaurante Grand Cru en Monterrey.

No creo en las casualidades; en esta ocasión podría hacer una excepción, pues una semana antes de que coincidiera con Ludovic en el México Selection, tuve el gusto de conocer su restaurante durante la gira que hice a tierras norestenses con otro jurado calificador -el de Gourmet Awards 2017- y Grand Cru estaba en la lista de establecimientos a evaluar.

En nuestra visita a este restaurante de corte francés con excelente producto mexicano, disfrutamos de una calurosa tarde en Monterrey al amparo del acogedor ambiente de bistró parisino que guarda Grand Cru. Su buena carta de vino, como era de esperar (Ludovic además es un reconocido curador de cavas particulares), nos invitó a pedir algunas exquisiteces que acompañamos con varios platos que nos sorprendieron; uno de ellos fue un maravilloso Risotto con caldo de frijoles y chicharrón de la Ramos (este chicharrón de Carnes Ramos es legendario entre los regios, no es crocante como el que conocemos en el centro del país, es un la piel de cerdo que guarda una gruesa capa de carne que también se cocina en fritura profunda) el resultado logrado, lo convierte es uno de los Sabores 2017, conformado por los mejores platos probados por Culinaria Mexicana alrededor de nuestro País a lo largo del año.

La carta, concisa y golosa se presenta sin pretensiones, es cocina francesa de técnica y sabor: carnes tártaras cortadas a mano, pescados sartenados al momento, carnes estofadas a fuego lento y en cocciones larguísimas. Todo este antecedente sirve para contarles que, por estos días, Ludovic (francés de nacimiento, pero más regio que el chile piquín), estará haciendo en Estados Unidos el examen para convertirse en el primer Sommelier en México en tener el grado máximo que se puede alcanzar en esta profesión: el de Master Sommelier.

Les puedo decir que durante nuestro encuentro en Guanajuato lo vi estudiar y pude constatar que la excelencia se busca a través del perfeccionismo. Les pido a ustedes queridos lectores que piensen en él y que le deseemos todo el éxito para lograr esta gran hazaña, no suerte, pues la suerte es para quien no se prepara y créanme que él se ha preparado durante toda su vida.

Éxito querido Ludovic. Buen restaurante y grandes vinos que les recomiendo ampliamente. ¡Salud!