Nuestra decisión de compra se fundamenta, primero en el precio, después el estilo del vino (blanco, rosado o tinto) y posteriormente en la etiqueta y en algunos casos la uva.

Por René Rentería. Los principales lugares para comprar el vino son el supermercado, tiendas especializadas y cada vez cobra más auge las compras por internet. Nuestra decisión de compra se fundamenta, primero en el precio, después el estilo del vino (blanco, rosado o tinto) y posteriormente en la etiqueta y en algunos casos la uva.

Las ventajas de comprar en el supermercado son los precios altamente competitivos. Recordemos que la mayoría del vino en México se comercializa entre los 100 y 200 pesos y en este punto de venta se pueden encontrar diversas etiquetas. Al comprar un vino en estos establecimientos es importante considerar las botellas que menos tiempo tengan en exhibición, es decir, las que no tienen polvo. Al estar demasiado tiempo expuestas, además de empolvarse, comienzan a maltratarse.

Si compramos en tiendas especializadas como City Market, La Naval o LA EUROPEA, entre otras, generalmente tendremos personal capacitado para orientarnos sobre el vino que queremos con base en nuestras necesidades y gustos, así como también una variedad más amplia en surtido por países, regiones, estilos y, por supuesto, precios.

Las compras de vino por internet solucionan nuestro problema de elección porque orientan de manera más específica y gráfica sobre el vino que podemos comprar, además de entregar directamente en el domicilio las botellas elegidas.

melissa-walker-horn-543700-unsplash

Les recomiendo considerar las siguientes observaciones al momento de comprar una botella:
*No comprar nunca una caja si no han probado antes cuando menos una botella de ese vino.
*Compren lo que vayan a necesitar en un plazo de una semana antes del evento para que el vino repose
*Los vinos no duran para siempre. Mientras más baratos deben consumirse más jóvenes.
*Desconfíen de las ofertas, en ocasiones son vinos que posiblemente están maltratados debido a su prolongado tiempo en exhibición.
*Una vez que seleccionaron el lugar donde van a adquirir sus vinos, la botella jamás deberá tener las siguientes características: Tapón salido o abombado, tapón sumido, manchas en el cuello o etiqueta.

La mejor forma de aprender de vinos es bebiéndolos. Arriésguense a probar nuevas opciones considerando las anteriores recomendaciones. El vino es goce, no pose. ¡Salud!