Tal vez estés de vacaciones, descansando en una hamaca o instalado en una silla de playa, sin otras obligaciones que desalentar a tus hijos de ser arrastrados por la marea baja. En este contexto, no hay nada malo en comenzar a explorar un paquete de seis cervezas a las 11 de la mañana. Pero lo siguiente que uno sabe es que aún es la tarde y ya estás harto de la cerveza.

Continue Reading