En un producto como el vino, no es fácil evaluar su relación precio-calidad. En el caso del champagne es más complejo aún.

El champagne es un vino espumoso producido en la región homónima, al noreste de París. Elaborado con el llamado método champenoise o tradicional, que consiste en que sus anheladas burbujas, se obtienen a partir de una segunda fermentación llevadaa cabo en la botella.

Las uvas autorizadas para elaborar estos vinos son la blanca Chardonnay y las tintas Pinot Noir y Meuniere. Una de las características principales del champagne es su marcada acidez en boca.

sibarita_siba2

El viñedo de Champagne es una bendición de la naturaleza, ya que, a pesar del frío clima, las uvas maduran adecuadamente gracias a que reciben el sol “dos veces”, directamente y a través del calor reflejado por el suelo que se absorbe en el día e irradia en las noches a las plantas, lo que les transmite a las uvas una características únicas y todavía inimitables, uno de sus grandes distintivos de calidad.

En la Denominación de Origen champagne, a las viníciolas que producen vino no se les llama bodegas sino Casas –maison en francés-, y en total son trescientas. Una de las más antiguas fundada en el siglo XVIII es la Casa Louis Roedere, creadores de un mítico champagne para el zar Alejandro IV conocido como Cristal.

sibarita_siba3

Hoy me permitiré compartir con ustedes uno de mis vinos favoritos de esta Casa: Louis Roederer Brut Premier. La inversión que se hace, sobre todo en esta época, valdrá la pena por la alegría que les provocará el beberlo.

Fresco, rico, elegante y gran compañero de ocasiones como para recibir a nuestros invitados, con un aguachile mazatleco, para acompañar el infaltable bacalao y por qué no, con frutas secas y turrones. Este es el tipo de vino que merece la pena beberse al menos una vez al año. Su precio corresponde a todo el proceso de elaboración y calidad y créanme que su paladar no me dejará mentir.

Si nunca han probado champagne, dense la oportunidad de iniciarse en este mundo de las burbujas con una joya como ésta y si piensan en un regalo, con este vino quedarán a la altura de su agasajado. Las burbujas del champagne reconfortan el alma, ya lo verán. ¡Salud!