En el evento Master to Master, chefs de Monterrey se lucieron con exquisitos platillos, los cuales fueron acompañados con cocteles hechos con Buchanan’s Master. 

 

Por Gabriela Morales. James Buchanan fue el primer hombre que obtuvo la autorización por parte de la corona inglesa para proveer de whisky a los reyes. En 1898 la Reina Victoria y el príncipe de Gales fueron los primeros en probar la bebida elaborada por James, misma que se sigue haciendo hasta nuestros días.

Matthieu Guerpillon definió a Buchanan’s Master como «un bosque húmedo que resalta olores e ingredientes; una mezcla que recuerda el sabor de la madera y de algunas hierbas secas; una combinación de sensaciones opuestas: aspereza y sedosidad; la línea entre lo innovador y lo clásico».

Buchanan’s Master ha logrado cautivar paladares. Este whisky es la versión contemporánea de la mezcla que hizo el fundador James Buchanan, creada por el maestro mezclador Keith Law.

Cata de Buchanan’s

El viaje Master to Master comenzó en medio de las montañas de la Sierra Madre Oriental, en donde tiene lugar la elegante ciudad de Monterrey. En el hotel Fiesta Americana Grand, Matthieu dirigió una cata en la que se degustaron tres whiskys diferentes: Buchanan’s De Luxe de 12 años, de notas amargas y un poco frutales; Buchanan’s Special Reserve de 18 años, con un sabor ajerezado y un poco dulce; y Buchanan’s Master, un tenue sabor ahumado mezclado con frutos secos.

Master to Master

Buchanan’s unió a reconocidos chefs de Monterrey en el restaurante Romero y Azahar. El mixólogo Bruno Vega (Maverik, Monterrey, Nuevo León) estuvo al mando de las bebidas que creó a base de Buchanan’s Master, un whisky con notas a naranja, chocolate y miel que se compone de 30 diferentes maltas recolectadas de todas las regiones de Escocia.

Chefs, platillos y cocteles

En una aventura lo intrépido es esencial. El chef Rodrigo Rivera (Koli, Monterrey, Nuevo León) y un arriesgado platillo de sandía y frijol, dieron la bienvenida de la mano de un coctel cítrico.

El chef Rodrigo Rivera / Foto: ESPECIAL

El chef Rodrigo Rivera / Foto: ESPECIAL

 

El chef Alberto Sentíes (Alberto Sentíes Food & Catering, Monterrey, Nuevo León) cocinó un taco de chicharrón, burrata de Nuevo León y pipián verde, que combinó con un whisky mezclado con té.

El chef Alberto Sentíes / Foto: ESPECIAL

El chef Alberto Sentíes / Foto: ESPECIAL

 

Dante Ferrero (Alodé, Monterrey, Nuevo León) nos recordó que somos carnívoros por naturaleza. Cocinó un New York asado con chile guajillo que armonizaba con una adaptación del conocido coctel whisky sour.

El chef Dante Ferrero / Foto: ESPECIAL

El chef Dante Ferrero / Foto: ESPECIAL

Visita también: El whisky, un clásico que nunca pasa de moda

El chef anfitrión Alfredo Villanueva (Romero y Azahar, Monterrey, Nuevo León) preparó un pato en costra de cacao blanco, maridado con una exótica bebida de pepino y ajenjo.

El chef Alfredo Villanueva / Foto: ESPECIAL

El chef Alfredo Villanueva / Foto: ESPECIAL

 

Para el fin de la experiencia, el chef Daniel Rivera (Koli, Monterrey, Nuevo León) cerró la travesía con un puro hecho a base de chocolate amargo, maridado con un coctel que fungía como digestivo.

El chef Daniel Rivera / Foto: ESPECIAL

El chef Daniel Rivera / Foto: ESPECIAL

 

La parte dulce estuvo en manos de Denise Theurel Thomas (Theurel & Thomas, Monterrey, Nuevo León), quién creó para la ocasión tres macarrones diferentes: naranja, chocolate y la mezcla de ambos, acompañado de Buchanan’s Master en las rocas.

Visita también: Cocteles recomendados por las bartenders Fátima León y Llina Monge